Nuestro sitio utiliza cookies.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.


+català   +galego   +euskara   +english  
El Japón de Nicolas Bouvier
El gran narrador de viajes suizo nos ofrece una crónica hermosa y certera del país asiático en la segunda mitad del siglo pasado



Crónica japonesa  (La línea del horizonte) cierra la trilogía del gran viaje realizado por el escritor, poeta, y fotógrafo suizo Nicolas Bouvier (Grand-Lancy, Ginebra, Suiza, 1929-1998).


Durante tres años, de 1953 a 1956, viajó a la India por tierra pasando por Yugoslavia, Turquía, Israel, Irán y Pakistán en compañía del pintor Thierry Vernet y después en solitario por Sri Lanka y Japón donde vivió un año y al que volvió diez años después para viajar por el país durante doce meses más.


Bouvier es un autor de culto que transformó la escritura y la experiencia de viajar a partir de los sesenta, con una escritura refinada, casi un soplo zen, y muy visual siempre atenta a lo liviano sin excluir la gravedad.

De familia erudita, su abuelo fue rector de la Universidad de Ginebra y su padre, un brillante germanista,  director de la Biblioteca de la ciudad y amigo de figuras como Herman Hesse, Robert Musil o Marguerite Yourcenar que frecuentaron el hogar familiar. Bouvier  estudió en la Universidad de Ginebra y con  uno de sus  profesores, Jean Starobinski, mantendrá una particular amistad toda la vida. Así como entre sus íntimos también se encuentran los escritores  Michel Butor o Ella Maillart. Su obra entrelaza una vida dedicada a la poética del desplazamiento  que comienza muy joven por el norte de Europa y África, y también España.


Viaje memorable

La gran experiencia que marcó esta pasión fue el viaje memorable de tres años que le llevó en etapas sucesivas desde Yugoslavia a India, Sri Lanka y Japón entre 1953 y 1956 cuando contaba veintisiete años. La primera parte del viaje la realiza en un Fiat Topolino con su gran amigo el dibujante y pintor  Thierry Vernet. De este viaje nace su importante trilogía: Los caminos del mundo (Península, 2001), El pez escorpión (Altaïr, 2010) y Crónica japonesa (La línea del Horizonte, 2016) que se traduce al castellano por primera vez. 

A esos tres grandes relatos le siguieron con los años una veintena de textos, poemarios, ensayos y diarios. En 2009 el realizador Gael Metroz filmó un documental, Nomad’s Land, sobre la larga ruta que emprendió el escritor  y que acabó en Japón, el país que visitó después en varias ocasiones y al que le dedicó otra monografía con sus imágenes.


La obra 

En 1955 Japón ha dejado atrás los efectos  de la derrota en la guerra, pero sigue siendo un país ensimismado, rural y pobre. Como apunta su biógrafo, François Laut, “Nicolas Bouvier será uno de los últimos occidentales en vagabundear por este Japón que causaba la admiración de los viajeros del XIX con sus bahías encantadas, sus lagunas, sus montañas, sus desfiladeros, sus arrozales y sus bosques de cedros”. 

Al igual que  su admirado Matsuo Basho, quiere recorrerlo a pie y así lo hace en algunos tramos que levantan como, el polvo del camino, una levedad de aire zen, un gozo perpetuo, y, siempre, un sentido poético de la extrañeza.  Japón será su “fin de viaje”, en esa larga travesía emprendida dos años antes desde Yugoslavia con su gran amigo Thierry Vernet. 

"Desembarca en Yokohama y se instala en el barrio de Araki-Cho en Tokio. Después viaja por otros lugares durante esos doce meses. Diez años después vuelve por otro año con su mujer e hijo y seguirá trotando por sus rincones con una curiosidad siempre ávida pero templada, sin juzgar, ni menos despreciar, lo que transfigura el relato con el  humor, la poética y la finura de un haiku. Trufado  de una historia del país tan prolija como liviana en su escritura, esta Crónica japonesa es de obligada lectura para quién quiera adentrase en la magia y la melancolía de una cultura milenaria.  Desde la leyenda de su origen, hasta su compleja relación con China, Occidente y la modernidad, pasando por el zen, el teatro nō, el budismo, o la vida cotidiana en sus confines rurales y en el estrépito de sus ciudades. 



Crónica japonesa

Nicolas Bouvier

Traducción de Glenn Gallardo y Martín Schifino

La línea del horizonte

288 págs

22,00 €


COMENTARIOS




Si no tienes cuenta de usuario, puedes registrate pulsando aquí
 
El Japón de Nicolas Bouvier
El Japón de Nicolas Bouvier



LECTURAS QUE VIENEN

sepearador vertical
NOVEDADES

REVISTAS L